La búsqueda…

Llevaba tiempo buscándote. No sabía dónde estabas pero sabía que te encontraría.

Me informé tanto cuanto pude para saber por dónde deba empezar a buscar.

Encontré información bastante confusa. En algunas ocasiones marcaban pautas, pasos a seguir… y los seguía al pie de la letra pero nada, no te encontraba. Otras veces elaboraba mi propia ruta de seguimiento pero sin éxito.

Entre tanto lloraba, me sentía frustrada. Desconocía en que me estaba equivocando.

Preguntaba a las personas si sabían algo al respecto pero el panorama muchas veces resultaba desolador. La gente estaba rodeada de problemas, crisis, política, desahucios… me miraban con cara de escepticismo. Como podía preguntar por ti con todo lo que estaba ocurriendo.

felicidad

¿Era egoísta buscarte?.

Tenía dudas, igual no era el momento de aventurarme a buscar lo que para muchos era y es una utopía.

Los días pasaban y cada día me sentía más triste. Cada día estabas más lejos. Era inevitable. No existías. Eras una ilusión. Un concepto creado para darnos esperanza. Una pieza que necesitamos pero imposible de encajar.

Y entonces escuché una canción. Una canción que lo cambió todo. No tenía letra. La música se encargó de dejarme llevar hasta ti.

Viniste, la sonrisa me vistió con su mejor traje para recibirte.

Preparé todo para que te sintieras cómoda. Hice espacio. Dejé marchar a la tristeza, no era una buena compañera de viaje. Retiré cuantos obstáculos veía, no quería que tropezaras.

A la ira no tuve ni que decirle que se fuera porque ella sola se había marchado.

Entendí que siempre estás, que no hay que buscarte, simplemente dejarte un espacio para que te instales. Pueden intentar echarte en múltiples ocasiones, los problemas tienden a ser así pero no si dejas claro que este espacio es tuyo, solo tuyo.

En la casa de mis emociones hay sitio para todos y uno fijo e intransferible que guardo ahora para ti. Es un lugar al que recurrir cada día, ya sea escuchando música, viendo una película, paseando o  conversando… cualquier actividad que implique una sonrisa es bienvenida en ese espacio. Un espacio imaginado, que se puede transportar. Un lugar que siempre llevo conmigo: Bienvenida a mi casa, felicidad.

Anuncios

Menú del día: Martes de inspiración.

Continuando el recetario semanal…. Os dejo mi menú de hoy: Martes.

  • Desayuno

Zumo de oso

 

  • Almuerzo

Croquetas de “hoy es un buen día para abrazar a alguien”.

  • Merienda

Manzana de pasear y apreciar un bonito paisaje.

  • Cena

Ensalada de inspiración con buen libro y tras una ducha relajante.

 

  • Gracias por vuestros comentarios de ayer tanto aquí como en Facebook. Feliz día a todos! 

 

Menú del día: Sonrisa en Lunes.

Los programas de cocina están de moda bueno y la prensa rosa…. pero ésta siempre está de moda. ¿Qué tienen estos programas para captar tanto la atención de las personas? .

sonrisaDespués de pensar en ello le he dado la “vuelta a la tortilla” y he decidido llevarlo a mi campo. Al igual que preparamos un menú diario ¿Por qué no elaborar un recetario sobre que necesitamos día a día para intentar no perder la sonrisa?.

Cada día nos enfrentamos a diferentes situaciones y puede que la cantidad de ingredientes varíe pero muchos de estos menús podrán repetirse según estados de ánimos parecidos.

Así que ya que hoy es Lunes os dejo mi menú del día por si alguien también lo necesita.

  • Desayuno.

Café acompañado de lectura de noticias positivas. ¿Han descubierto algo nuevo hoy? ¿Le tocó a alguien la lotería? Hay alguna oferta de vuelo para un fin de semana? Necesito un viaje. ¿ Algún vídeo de superación personal?
A media mañana, unas fresas acompañadas de una canción que me haga sentir bien.

  • Almuerzo

Pasta con un “apago el televisor” conversemos sobre los planes del fin de semana.
Y de postre, una siesta de 15 minutos.

  • Merienda

Un zumo de ducha  y música relajante.

  • Cena

Un sándwich condimentado con una buena película. Es lunes así que una que simplemente no me haga pensar demasiado.

¿Cual es vuestro menú de hoy ?

Ser o estar feliz. Permítete llorar.

Ser y estar feliz, ¿Es lo mismo?. Ser feliz incluye estar feliz pero sin el concepto efímero que implica estar feliz por algo concreto. Un ejemplo de estar feliz pero no serlo podría ser cuando la adrenalina se dispara al subir a una montaña rusa, durante unos segundos se está feliz pero al bajar de ella se vuelve a recuperar el estado previo.

felicidadEntonces, lo interesante realmente es ser feliz pero ¿Se puede ser feliz?, ¿Existe un lugar donde reside la felicidad?, ¿Dónde hay que empezar a buscar?, ¿Es la felicidad un fenómeno transitorio?.

A nivel neurológico existen mecanismos y lugares específicos en el cerebro que otorgan felicidad. Los neurotransmisores, es decir, las sustancias que proporcionan bienestar, son transitorios y dependientes de circunstancias concretas y permiten estar felices pero no ser felices.

La búsqueda de la felicidad parece por tanto un concepto complejo ya que es subjetiva, su intensidad y duración varia por tanto para cada persona.

Para conocer la existencia de la felicidad es inevitable conocer también la experiencia de lo que se siente con su opuesto: la amargura, la tristeza, la infelicidad.

Toda emoción tiene una utilidad, es adaptativa e implica superación, aprendizaje y adquisición de experiencia. Ejemplos de ello lo vemos en el miedo o la tristeza que permiten ser consciente de los riesgos o otorgan empatía y superación ante determinadas situaciones que provocan dolor, ya sea físico o emocional.
Aprender a dominar las emociones no implica negar las que en apariencia resultan molestas sino saber gestionarlas y que resulten de utilidad.

En multitud de contextos nos encontramos situaciones en las que cuando se está llorando dicen: no llores. Sin embargo, llorar es liberador, es “sano”, ayuda a superar lo que por dentro hace sentir mal. Llorar es una opción cuando no se encuentran las palabras para expresar todo lo que se piensa o se siente.

No obstante, hay que marcar limites y utilizar las emociones en su justa medida. Como en todo debe existir un equilibro pues si nos dejamos arrastrar por esas emociones ” negativas” se acaba en una espiral en la que la utilidad pasa a ser nula.

Para ser felices se requiere aceptar la tristeza así como el resto de emociones negativas: odio, ira, rabia… y hacer de todas esas emociones un proceso de aprendizaje para canalizar lo que se siente, porqué se siente y descubrir que se puede hacer para recuperar el bienestar mental y físico. Las emociones negativas son, por tanto, una advertencia de que algo no va bien y deben servir como impulso para recuperar o iniciar aquello que hace sentirse bien.

Ser feliz requiere comprensión, consciencia, aceptación y superación:

  • Comprensión de las emociones, cuales existen, que utilidad tienen y como gestionarlas.
  • Consciencia de dichas emociones. Saber que se está sintiendo.
  • Aceptación de las emociones negativas y positivas.
  • Superación, mejorando cada día y aprendiendo a resolver los “conflictos”.

¿Es entonces la felicidad un estado transitorio? Quizás la respuesta a esta pregunta no tenga una sola dirección. La felicidad no es una meta la cual una vez alcanzada ya se ha ganado. Es una carrera constante que requiere entrenar para alcanzarla tantas veces sea posible y si no siempre se es capaz de llegar, sentarse a reflexionar y descansar para continuar cuando se vuelva a estar preparado.

Blanco y Negro

 

Esta carta es para ti, para mí. ¿Te acuerdas cuando escribí estas palabras?:

auto

“Necesito hablar, llorar, gritar…

Hoy es uno de esos días en los que me gustaría estar sola, en medio  de ninguna parte, dónde la noche invadiera al mundo para poder contemplar un inmenso cielo oscuro, de esos que sin mediar palabra te transmite el mayor consuelo que quieres escuchar y que te estremece al pensar lo insignificante y diminuta que eres.

Hoy es de esos días en los que piensas que nada ni nadie va a ser capaz  de levantar tu estado de ánimo, da igual lo que ocurra o lo que te digan, pues sabes que nada es permanente y todo va muy deprisa, demasiado deprisa, hasta el punto de no poder respirar, porque ni siquiera el aire se frena para que puedas alcanzarlo.

Hoy es uno de esos días en los que te gustaría poder evadirte de la realidad, alcanzar ese estado de sueño en el que creas tu propia realidad, un mundo en el que lo que vives son solo los efectos de las causas que tu misma creas.

Hoy es uno de esos días en el que no importa cuanta gente te rodee pues te sientes sola.

Hoy es uno de esos días en los que ves que tu vida es como una estela, que a pesar de dejar huella desaparecerá sin dejar rastro……..

No soy nada, no soy nadie… Sin embargo vivo. “

Eres imprescindible para cualquier persona que haya  tenido la suerte de tenerte en su vida y quiero darte las gracias por estar ahí siempre que te necesito, por ayudarme a seguir adelante cuando me paro en el camino o me siento perdida.

Apareces para darme un rayo de luz y esperanza cuando el mundo se torna oscuro. Pero también sabes darme un respiro si lo necesito.

Haces que me sienta bien por dentro y por fuera. Me haces sentir especial, y me ayudas a ser feliz, a sonreír y a querer vivir. Me has dado las piezas necesarias para aceptarme como soy y para que me sienta segura. Has hecho que disfrute de todo lo que me rodea.

Cuando salgo a la calle mi vista se mantiene firme, lanzo una sonrisa gratuita a todo el que me mira. Mis pasos son firmes y se con certeza donde quiero llegar.

Me has ayudado a mirarme en el espejo y apreciar mi reflejo, sin vergüenza, sin miedo.

 ¿Sabes cuáles son ahora mis palabras?

“No necesito más…

Hoy es uno de esos días en los que me gustaría estar con alguien en medio de alguna parte ,dónde la claridad del día invadiera al mundo para poder contemplar un inmenso cielo azul, de esos que sin mediar palabra te transmite el calor que quieres sentir, y que te estremece al pensar lo valiosa e importante que eres.

Hoy es de esos días en los que piensas que todo puede levantar tu estado  de ánimo, da igual lo que ocurra o lo que te digan, pues sabes que todo es transitorio y todo va muy despacio, hasta el aire se frena para que puedas alcanzarlo.

Hoy es uno de esos días en los que no necesitas evadirte de la realidad para alcanzar ese estado de sueño en el que creas tu propia realidad, porque el mundo en el que vives ya son los efectos de las causas que tú misma creas.

Hoy es uno de esos días en el que no importa cuanta gente te rodee pues no te sientes sola.

Hoy es uno de esos días en los que ves que tu vida es como una estela, que  dejará huella …y nunca desaparecerá.

Soy todo, soy alguien, Y por ello vivo. “

Eres un regalo insustituible, quizás el bien más preciado que pueda poseer.

Gracias Autoestima.